10 errores que te no te dejan hacerte rico y como corregirlos

errores que te no te dejan hacerte rico
13
Mar

10 errores que te no te dejan hacerte rico y como corregirlos

1) Confundes hacer dinero con hacerte rico

Hay personas que tienen mucha facilidad para ver oportunidades y hacer negocios. Tal vez conozcas a alguien así o incluso seas uno de ellos pero lo que tenemos que entender es que si ese dinero no estará llegando de forma constante entonces hay que aprender a multiplicarlo para que se convierta en una fuente real de riqueza. Aprovecha este dinero extra o al menos una parte para invertir y dar el primer paso hacia tu independencia financiera. Si necesitas saber más te compartimos nuestro Blog “¡Tengo un guardadito! ¿Ahora cómo puedo empezar a invertir?“en donde te compartimos opciones diferentes de inversión.

2) Prefieres pensar a corto plazo

Definitivamente que cuando obtenemos el dinero necesario para un gusto es muy difícil postergarlo. Este es uno de los errores más comunes para hacerte rico.  Pensamos: “¿Si ya tengo el dinero, por qué tendríamos que seguir esperando?” Te compartimos la cita de Robert Kiyosaki, autor de Padre Rico Padre Pobre

La diferencia entre el rico y el pobre es esta: el rico invierte su dinero y gasta lo que queda. El pobre gasta su dinero e invierte lo que queda.

Establece una meta de tiempo y posterga tu gusto un poco más con el fin de invertir tu dinero inicial y lograr darte ese gusto y además mantener tu dinero inicial.

3) Dependes de una sola fuente de ingresos

Otro de los errores que te no te dejan hacerte rico es anclarte a ti mismo a una sola fuente de ingresos. Esta fuente puede ser tu trabajo, tu pensión o alguna renta que tengas. El problema con esto es que si esta fuente de ingresos, por alguna razón, deja de darte dinero, entonces pasarás un muy mal rato. Si tienes ahorros tendrás que asaltarlos para mantener tu estilo de vida, pero sacrificarás tu seguridad futura. Busca opciones diferentes para multiplicar tu dinero y no depender únicamente de una.

4) Inviertes en modas sin estudiarlas

Cuando hay pánico en el mercado, muchas personas acuden a comprar oro “Porque es más seguro”. Todos dicen eso, así que debe ser cierto. ¿Cierto?

En realidad es que como todos comienzan a comprar oro y aumentan su demanda, el precio sube y disminuye tus ganancias. Compras caro y el aumento de su valor no te beneficia tanto como creíste. Estudia e invierte en cosas que conozcas. Busca la opción de experto y mira qué es lo que hacen ellos.

“Si usted invierte en cosas en las que conoce, no es más que un apostador en juegos de azar”

Warren Buffet

5) Tienes muchos gastos hormiga

Este es otro error que te no te deja hacerte rico y que pasa desapercibido en más de una ocasión. Tus gastos hormiga son altísimos pero no te das cuenta, estos gastos son salidas espontáneas, botanas en la oficina, cigarros, cervezas “para el rato “entre muchas más. Puedes descargar nuestra calculadora de gasto hormiga en este enlace para descubrir cuánto dinero podrías estar guardando o invirtiendo.

6) No tienes una estrategia de ahorro

Quienes sabemos que ahorrar es importante lo hacemos probablemente así: reservamos una cantidad de dinero mensual para acumularla en alguna cuenta de banco y emocionarnos mes con mes de nuestro progreso. Esto es un excelente paso, significa que el hábito está allí, simplemente hay que saber maximizarlo. En lugar de mantener el dinero en la cuenta, busca con tu banco opciones de inversiones a plazos o invierte en instrumentos financieros gubernamentales como CETES.

7) Finges ser rico

Has escuchado la frase ¿”Finge hasta que lo seas”? Pues en el caso de la riqueza, este consejo no funciona muy bien. Nos desesperamos tanto por aparentar ser ricos, por intentar probar ese estilo de vida que nos endeudamos y nos alejamos aún más. Tus finanzas son para ti y para tu seguridad. Recuerda que no necesitas impresionar a nadie y nunca debes de apostar tu estabilidad financiera para fingir.

8) No sabes decir NO

Este consejo le va a quedar como anillo al dedo a esos familiares con corazón de pollo que continúan pagando, prestando y cuidando a sus seres queridos a pesar de irse a la quiebra ellos mismos. Ciertamente hay situaciones en las que es muy difícil evitarlo, como la enfermedad de un ser querido o una emergencia. El problema es cuando nos convertimos en el cajero automático de alguien más. ¿Conoces a alguien así? Comparte este artículo con ellos para que vean que cuidar su propia seguridad económica no los convierte en personas “malas” y que aunque se sientan culpables tienen derecho de ver por ellos mismos.

9) Siempre tienes una excusa

En nuestra lista de errores que te no te dejan hacerte rico este es uno de los más importantes. La vida actual está llena de distracciones y de cosas que hacer. Logras tachar algo de la lista y ya aparecieron 5 más y SIEMPRE son urgentes. Establece una lista de prioridades y agrega como número uno tu meta semanal de ahorros o inversiones. Agrega una alarma en tu celular o pídele a un amigo que se una contigo para trabajar juntos en su independencia económica. Las distracciones no se van a acabar, pero hay que aprender a ver más allá para mejorar nuestras finanzas. 

 

10) No quieres hacer sacrificios

Es totalmente necesario para lograr una independencia financiera saber elegir qué nos sirve y que no. Tendremos que posponer gustos, reducir nuestro café diario y tener un carro menos lujoso que el que podríamos comprar para alcanzar una meta más grande. Entiende que aunque sea difícil, es un paso necesario para alcanzarlo y al final te sentirás emocionado por haberlo logrado. Hacer sacrificios y dejar de comprar ciertas cosas por cierto tiempo es el equivalente a ir al gimnasio y cuidar tu alimentación para lograr mejorar tu salud. No siempre es sencillo pero siempre valdrá la pena.

Esperamos que esta lista te ayude a detectar áreas de oportunidad en tus finanzas personales y que comiences hoy mismo a trabajarlas. Recuerda que si hay alguna duda o experiencia que quieras compartir con nosotros puedes hacerlo a quieroaprender@digitt.mx en cualquier momento.

 

 

0
0



  • Comparte:

Se parte de la conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *